miércoles, 6 de marzo de 2013

Enamorandonos de Purmamarca...

Sabado 19/01/2013 Me despierto y lo primero que hago es asomarme a la ventana para ver si llueve o salio el sol. Hoy sigue lloviendo. Fuimos a Purmamarca. Es muy pintoresco y creo es el que mas cuidado y turístico de la zona. En la plaza del pueblo están los vendedores, las llovizna no permite que todos sus productos se luzcan y no se ve todo su colorido. Las calles están embarradas, pero todos estamos ahí. Mirando, comprando, tocando. Los mochileros pasan, con el termo bajo el brazo y las mochilas en la espalda. Me tente yo también y compre una manta color fuxia de 1.20 x 2.4 mts, a $.90.00.- Conocimos la iglesia, el algarrobo añejo y las callecitas y comercios. Se recorre fácilmente ya que es pequeño. Tiene un mirador, que permite ver el pueblo por un lado y el cerro Siete Colores por el otro. Se puede hacer el Paseo de los colorados, un recorrido a pie, que dura aproximadamente una hora. Pasa por diversas alturas, paisajes y formaciones. Tiene una exigencia baja. Almorzamos en los puestos callejeros (empanada de carne $.2.00 c/u, tortilla de jamón y queso $.5.00. Las empanadas estaban buenísimas!,las tortillas en cambio no me gustaron demasiado, pura masa y poco relleno. Pero quitan el hambre. Al rato comenzó a llover y nos volvimos. Pasamos por la Posta de los Hornillos, un sitio histórico, pero estaba cerrado. Entramos después a Maimara, que por momentos pierde su encanto. Tiene un cementerio de altura pero no paramos porque llovía fuerte. Para acceder a la ruta, no salimos por el camino habitual, sino que lo hicimos siguiendo por dentro del pueblo y entramos en el barrio de los agricultores. En una de esas casas había una hermosa cosecha de zanahorias; grandes y naranjas como hacia rato no veía. Al llegar a Tilcara ya no llovía y fuimos a visitar el Pucara. Visita guiada de 1/2 hora a voluntad, $.20.00.- El guía no es oficial, pero nadie lo saca. Cuenta y también critica el trabajo realizado por los arqueólogos. Fuimos a merendar a la "Casa de Champa!, es una casa de te muy famosa allá. Parece exactamente eso, una casa, el living con la cocina a la vista. Mesas cercanas y las camareras amables y ajetreadas. Pedimos una porción de torta de ricota, una de durazno y pastelera y media porc. de torta alemana, un cafe con leche, un te con un blend creado por ellos y un exprimido de naranja. ($.113.00). Riquisimo todo, y abundante. Compramos en el negocio que ellos tienen dos bolsas x 50 gs a $.45.00 c/u de blends de te. Cenamos en el Restaurant "Los Puestos", la ambientación es rustica moderna. Con grandes ventanales y piedra en las paredes. El servicio es muy bueno. Pedimos sopa de verduras, riquísima!, omelette de verduras, un tamal, llama al puesto (llama a la cacerola con salsa demiglace y papas andinas con crema), tres bebidad, y gastamos $.163.00.-. Estoy enamorada de la comida de esta provincia. Las verduras tienen un sabor, color y textura no tienen en la ciudad.