domingo, 25 de agosto de 2013

CARHUE ...Y CONOCIENDO CHASICO, GUAMINI Y ALGO MAS...

17/7/2013 El plan del dia fue armar unos sandwiches y partir temprano para conocer la Laguna de Chasico, una importante laguna de agua dulce donde se pescan pejerreyes, es tambien reserva Natural Provincial. Esta a 20 km de CARHUE, todo por ruta. Es una laguna inmensa y se ve celeste a la distancia. Hay patos y cormoranes. En sus orillas hay una pequeña villa, con cabañas y campings, que en temporada tienen ocupación plena, pero ahora estaban vacías. No ocupa mas de tres cuadras por tres, pero esta muy bien cuidado. Había algunas pocas personas pescando, pero no se veia mas movimiento que ese.
Al regreso entramos a GUAMINI con la intención de conocer y fotografiar el matadero y la municipalidad ambos obra del Arq. FRANCISCO SALAMONE. Los dos están en muy buen estado de conservación. El pueblo es mas pequeño que CARHUE aunque parece mas antiguo. Tal vez por la hora en que pasamos, no había movimiento en las calles, (eran las 15 hs., salvo en la Mutual gallega (o circulo gallego, no recuerdo bien), donde iban llegando chicos en bicicleta. Algo impensado para quienes vivimos en la ciudad, era ver la tranquilidad con que dejaban las bicicletas en las calles, sin siquiera acomodarlas o apoyarlas en algún lugar, sencillamente las dejaban en el piso, donde fuera, y entraban al edificio.
Saliendo de GUAMINI para volver a CARHUE, tomamos un camino de tierra que llevaba a Venado Arroyo, apenas un caserío con tal vez, cinco casas. Tras la ultima casa una rotonda desviaba a la derecha o a la izquierda, nos decidimos por el camino de la derecha, que corria casi paralelo a las vias del tren. Un puente ferroviario sorteaba un arroyo (supongo que el del famoso venado) y paramos para ver todo con un poco mas de detalle. El agua era cristalina y muy fria y si bien tenia poca profundidad corria con fuerza.
Para conocer un poco mas, no regresamos a la ruta, sino que continuamos por el camino de tierra, donde pudimos ver un zorro, que se detuvo un momento al escuchar el ruido y acto seguido corrió a esconderse entre los arbustos. Esa noche cenamos en el restaurant del HOTEL AVENIDA. Lomo a la pimienta con mil hojas de papa, milanesa con papas fritas y lomo bourbignon, tres gaseosas, un tiramisu y un flan; $.250. Mi plato era el lomo a la pimienta, pedido con énfasis que sea jugoso, con la esperanza que lo trajeran a punto, para finalmente recibirlo cocido. El mil hojas de papa, era feo y desabrido y frio!